Inicio y reinicio

“Todos los grandes hechos y todos los grandes pensamientos tienen un comienzo ridículo” – Albert Einstein

Un inicio tropezado

Mis aventuras con el café iniciaron cuando estudiaba Odontología. Para tratar de mantenerme despierta, siempre buscaba una ayuda extra (ejem, tiamina). Con el tiempo y mi disgusto hacia el sabor de esa pequeña pastilla, recurrí al café de maquinita, ese que aprietas un botón y *tssssss* listo, ¡un café al instante! Era de esos cafés que tomaba por inercia, sin siquiera pensarlo. Sabía que me desagradaba pero me mantenía despierta.

Continuar leyendo “Inicio y reinicio”